• Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn
  • María José Santín Rodríguez

¿Cómo fortalecer la relación de pareja tras la vivencia del alcoholismo?



Desde este pequeño espacio lo primero que quiero es agradecer a la Asociación para la Prevención del Alcoholismo de Valdemoro su invitación para participar como ponente en un día tan importante de su trayectoria, las XX Jornadas sobre Alcoholismo en Valdemoro.


La labor diaria de apoyo y acogida a hombres, mujeres y sus familias que viven con la enfermedad del alcoholismo, es un trabajo solidario que no puede ser realizado por otros organismos. Es insustituible y más aún cuando lo realizan con tanto afecto y respeto. ¡Enhorabuena por estos 20 años de trabajo!


El próximo lunes, día 19 de octubre en el Centro de Actividades Educativas de Valdemoro a las 19:00 h, con el título NUEVOS CONSUMOS, NUEVOS RETOS, la Asociación sigue con su labor de prevención, concienciación, información y apoyo a las personas alcoholicas y sus familias. Pero también a todos los hombres y mujeres que, sin manifestar esta problemática, pueden entender su significado y dónde están las ayudas y tratamientos más adecuados.


El tratamiento de un enfermo o enferma alcohólica incluye tratamiento individual a la vez que familiar, ya que el alcoholismo se extiende a todo el sistema en el que el enfermo vive. Y el sistema más pequeño en el que vive es la pareja. Analizar cómo influye en este sistema y cómo recuperar su equilibrio y bienestar es un reto más.


Son muchas las cuestiones que podemos plantearnos:


¿Qué daños se generan en los miembros del sistema: el enfermo alcohólico/a y su pareja?


¿Qué daños se generan en el propio sistema o relación de la pareja?


¿Necesitan tratamiento ambos miembros del sistema o sólo el enfermo alcohólico?


¿Es suficiente con que el enfermo alcoholico se mantenga en abstinencia para que el sistema de la pareja mejore?


¿Es suficiente con pasar página y seguir hacia delante?


El tratamiento de ambos miembros es necesario pero no suficiente para recuperar la relación de pareja. Hace falta un trabajo de la relación, una relación sin la sustancia, un "nosotros" nuevo. Un "nosotros distinto" creado desde el crecimiento y aprendizaje personal de cada miembro en la vivencia de la enfermedad.


Igual hace falta pararnos a ver qué tenemos ahora tras el diagnóstico y tratamientos, evaluar los daños en este nosotros, analizar las fortalezas que nos quedan, establecer de nuevo nuestras metas y objetivos comunes, recuperar las bases de la relación, aprender que quizá no todo lo que nos pasa es por el problema del alcohol, aprender a reinventarse y vivir de nuevo en equipo, entenderse sexológicamente o reencontrarse en la vivencia erótica.

Todo esto es un proceso, necesita trabajo y necesita tiempo. Tiempo inevitablemente necesario y fundamental para recuperar lo más importante: la confianza en el otro y la confianza en el "nosotros"


En la Jornada hablaremos de algunos cómos y de algunas claves para volver a encontrarse y para fortalecerse. ¿Te apetece venir?


María José Santín


Psicóloga Estratégica, Sexóloga Clínica y Terapeuta de Pareja