• María José Santín Rodríguez

¿Sabías que Amar es un Arte? El arte de la amatoria y sus secretos



Seguro que  cuando escuchas conceptos como "arte culinario", "arte marcial" o "arte de arrastre" tienes interiorizado  que son actividades humanas hechas con esmero y con dedicación que además designan capacidad, habilidad y talento.  


Si ahora piensas en el "arte de amar" ¿que podría  ser mayor obra de arte que el encuentro entre dos cuerpos, dos sexualidades, dos que comparten emociones, deseos y expectativas?


Realizar conductas juntos que nos llevan a un disfrute artístico, como en cada obra, necesita del desarrollo de capacidades, habilidades, conocimientos y cierto talento.


¿Se nos enseña en este sentido? ¿Qué se nos cuentan de esta habilidad artística? Yo diría que casi nada, incluso me atrevería a decir que el camino diseñado genera moldes en lugar de artesanía. 


Sin embargo, en cada encuentro con el amado/a podemos generar una obra de arte peculiar y valiosa, y en nuestra biografía de vida con el amado/a vamos conformando nuestra amatoria o arte de amar propio .


¿Desde cuándo se ha considerado el Amor como un Arte?


Considero que siempre lo ha sido y seguirá siendo; otra cosa es que el concepto lo conozcas o desde cuándo se escribe sobre ello. En este sentido podemos remontarnos al poeta romano Ovidio que escribió su obra "El Arte de Amar" en latín, publicado entre los años 2 a.C y 2 d.C. Revolucionó con su obra de tres libros,  donde sus cantos se dirigen a los hombres y a las mujeres tratando temas como "cómo cortejar, "cómo mantener el amor una vez conseguido", "cómo recuperarlo" o "remedios de amor ante amores desgraciados". Tuvo un éxito inmenso pero contrarió a la moral oficial, por lo que despertó suspicacias en el sector más conservador.


Como siempre digo, acudir a los clásicos es una fuente de conocimiento para entender el presente. Los libros de Ovidio se pueden leer en la actualidad, fue un revolucionario en contar habilidades y capacidades a desarrollar a la hora de Amar.


La Amatoria o biografía del arte de amar de los amantes, es recogida en la Teoría del Hecho Sexual Humano por el Doctor en Sexología D. Efigenio Amezúa en el último cuarto del Siglo XX. De su mano he conocido, aprendido y amado la Ciencia Sexológica y lo sigo haciendo hoy en día. Desde su Teoría desarrolla los conceptos claves del sexo: sexuación, sexualidad, erótica y amatórica.


En pocas palabras, desde su Teoría explica que en un encuentro entre dos amantes se dan dos sujetos que se conocen como sexuados, que se designan como sexuados, que está en sus deseos buscarse y encontrarse creando su propio Arte de amar.


¿Por dónde anda el Arte de Amar en nuestros días?


El Arte de Amar está por todos lados, se encuentra allá donde dos amantes se encuentren para su goce. Nos rodean obras de arte y también las realizamos. Esto ocurre cuando la vivencia de la sexualidad de los amantes no se limita a reproducir aquello que nos enseñan o intuimos que puede ser un encuentro erótico. Ocurre cuando no es algo mecánico, ocurre cuando existe recreo en la obra.


Mucha de la Educación Sexual que se imparte o has podido recibir tiene más que ver con la prevención de los "peligros" de la obra que sobre cómo construir una obra cuidada para que pueda ser disfrutada y deleitada.


Este tipo de Educación te ha podido llevar a entender los encuentros sexuales más como decálogo de lo que nos proponen hacer y cómo hacer, en lugar de entenderlo como un arte.


Y como todo arte, cada obra es diferente, valiosa y peculiar. No existiendo obras iguales a otras, a no ser que sean en serie o  "de fábrica".


Las obras de fábrica, aun pudiendo darles utilidad ya que pueden llegar a una mayoría o bien porque decoran y "dan el pego", nos mandan el mensaje de que a todos y a todas nos van a gustar las mismas obras, y puede que no sea así o puede que nos aburran o no "peguen ni con cola" en nuestro salón o nuestra vida. 


Una pareja puede disfrutar de una obra del catálogo a veces, e incluso mirar y curiosear sobre obras de otros; pero la interacción de su obra sólo la pueden hacer ellos a su medida, a su gusto, a sus placeres.


¿Y los secretos.... para la Amatoria?


La Amatoria se refiere a las conductas apetecibles que dos sexuados crean, desarrollan y disfrutan por el hecho de entrelazar-se, desear-se, compartir-se, sentir-se, y disfrutar-se. Es esa forma peculiar de hacer conducta sus deseos en sus cuerpos para sus placeres.


Como en toda obra de arte, se cuenta con capacidades, habilidades y algo de talento:


1. Los amantes con capacidad de ser amantes y amados

2. Los amantes con habilidades para perderse en el cuerpo del otro, para iniciar un viaje sin prisas ni premuras. 

3. Los amantes con talento para entender que las metas se encuentran más que se buscan.

4. Los amantes viajeros más que turistas en el terreno amoroso,

5. No existen características establecidas para ser amante y/o amado, todos y todas seamos como seamos tenemos la capacidad de crear.


En la creación del Arte de Amar y los Placeres quizá no caben algunas cosas:


1. Igual sería difícil para la obra,  la insistencia obligatoria de lo orgásmico.  Más bien produce el efecto contrario.

2. Igual no cabe el ir deprisa, salvo excepción de preferencia explosiva de los amantes.

3. Igual si no incorporamos la búsqueda de la emoción, y de lo sentido por el otro, la conducta amatórica se acaba convirtiendo en conducta deportiva, que no está mal si se quiere hacer músculo ¡claro!

4. Igual es más difícil querer entrar en recetas o tutoriales que no vayan con nosotros en lugar de fomentar nuestra propia búsqueda.


Así que desde aquí os animo a CREAR..... a disfrutar del goce de la producción y lo producido. No olvidéis que ENAMORARSE viene de EN- AMOR- ARSE ó  

EN-AMOR-ARTE o ARTE DE AMOR!!! EUREKA!!!


Así que desde aquí os animo a profundizar en este gran concepto explicado por Efigenio Amezúa, en el siguiente enlace.


Un abrazo,

María José Santín

0 vistas
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn