• Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn
  • María José Santín Rodríguez

¿Y cómo hago yo para pegarme esta tirita en el alma? Vivir un desamor...


Mi querida colega de profesión Cristina Agudo tiene pegado en su puerta del despacho desde hace años esa viñeta de la genial Mafalda.

¿Qué mejor descripción para alguien que necesita ayuda psicológica? y sobre todo ante la vivencia de un desamor.


"¿Y que hago yo ahora para pegarme esta tirita en el alma?"


Son cada vez más las consultas, tanto de hombres como mujeres,  que solicitan ayuda para mitigar un dolor punzante y profundo, un dolor que se siente tan dentro que invade todo tu ser: un dolor ante la pérdida de un amor.

Seguramente, tú mismo, has sentido ese dolor al menos una vez en tu vida y recordarás que en algún momento parecía que no se iba a calmar nunca. Pero al final se calma, siempre se pasa.


Ante cualquier pérdida  iniciamos un camino nuevo: el duelo. Ocurre cuando perdemos un trabajo, cuando sentimos la pérdida de un hijo al marcharse a vivir su propia vida, cuando perdemos un ser querido o cuando vivimos un desamor. De todos estos procesos de duelos que he visto en mi consulta, sin duda uno de los más dolorosos es del sentir que no te aman.


He perdido otras cosas en la vida ¿por qué sufro tanto con esta pérdida?


El amor es lo que nos calma de todos los duelos de la vida. Ante cualquier otra pérdida en la vida: ya sean cuestiones de empleo, de vivienda, de economía o sean pérdidas mucho más significativas como la independencia  de nuestros hijos o la muerte de nuestros padres, el AMOR nos salva. Si sentimos que hemos formado un equipo de vida con nuestra pareja será nuestro gran amortiguador.


Ahora bien cuando es el propio AMOR el que se termina, el que se va, el que se aleja o nos deja caemos en barrena, en una profunda indefensión y soledad. 


Entonces,  ¿sería necesario pedir ayuda profesional para superar mi duelo?


Esta pregunta la suelo responder en muchas ocasiones. No es necesario,  ni mucho menos, acudir siempre a un profesional. El proceso del duelo pasa por unas etapas definidas: la negación, la rabia, el desconsuelo, la recuperación y la aceptación. Son etapas por las que se pasa siempre que te permitas que ocurran.


Existen dos excepciones que pueden ayudarte a valorarla la búsqueda de ayuda profesional.


1. Cuando sientas que estás demasiado tiempo en una de esas etapas y veas que no puedes pasar a la siguiente por mucho que lo intentas, o también puede ocurrir que las personas que te quieren te comuniquen que quizá te estás aferrando a no querer salir del proceso y que vives incluso cómoda/o en el dolor. Entonces pide ayuda.


2.  En un duelo no solo se pierde a la persona amada, sino también un entramado de sinergias conseguidas juntos: emocionales, eróticas, paternales, metas comunes, económicas, apoyo mutuo y un largo etc. Y esto es mucha pérdida. Si sientes que te cuesta enormemente volver a coger las riendas de todas estas cuestiones, de tal manera que te paraliza y te bloquea. Entonces pide ayuda.


¿Vivimos igual el duelo del desamor hombres y mujeres? 


También es una pregunta habitual. Todos y todas somos diferentes y podríamos decir que en realidad lo pasa peor "el miembro de la pareja que es dejado", ya sea chico o chica. Por otro lado, sí considero que los estilos femeninos o masculinos de afrontamiento no van a hacer distinto "cuanto sufrimos" sino "cómo lo sufrimos". 


Y es en este momento cuando cabe recordar, que cuando hablamos de estilos femeninos y masculinos no estamos hablando de hombres y mujeres, sino de sujetos sexuados que pueden presentar ambos estilos o más uno que otro.


Una vez recibida la noticia, el estilo femenino suele pasar más tiempo en un bucle para intentar responderse a preguntas como ¿cómo hemos llegado a esta situación? , ¿por qué no buscamos ayuda o nos tomamos tiempo para nosotros? y no para de repasar situaciones paso a paso para analizar dónde han estado los errores.


En este sentido, tener un estilo más femenino de recibir la noticia va a conllevar un gran desgaste cognitivo. probablemente más dificultades con el sueño y en resumen alargar un poco más la primera fase del duelo (la negación) que el estilo más masculino.


El estilo masculino de afrontar la noticia correspondería a escuchar, pensar soluciones inmediatas y logísticas para organizarse lo antes posible. En esta primera etapa el desgaste es más físico y resolutivo pero pasa de puntillas sobre la parte emocional. 


¿Alguna clave para sentir alivio en el proceso?


Intentar estar lo más entretenido posible es algo que alivia significativamente. No hacen faltas grandes planes, simplemente estar con amigas, ver la tele, salir de compras o hacer deporte.


Entender que aunque la persona que se aleja quiera ayudarte o ser tu amigo, en este momento es inviable. Es necesario el espacio y tiempo suficiente para curarte. Alejarte de face, wp, e instagram. Y sé que esto es lo más complicado, pero si sientes que cada vez que entras acabas encontrándote peor tienes que empezar a pensar que estás mejor fuera de las redes.


Como herramienta terapéutica y para intentar que los pensamientos intrusivos (repetitivos) no invadan tu día a día te recomiendo: Escribir todos los días una carta de la siguiente manera:


1. Pon una alarma de 20 minutos

2. Comienza a escribir todo lo que necesites desahogar o lo que te esté haciendo daño.

3. Cuando suene la alarma deja de escribir. Guarda la carta en un sobre  y ciérrala.

4. Ve al baño y lávate la cara. Sigue con tu día a día.


Es un vómito emocional por lo tanto las cartas no deben releerse. Si visitas a un terapeuta puedes llevárselas a él y sino una vez a la semana realiza el ritual de quemarlas.


El tiempo te hará ver que el desamor también conlleva una serie de ganancias, que en un primer momento no eres capaz de ver. Ahora tienes más tiempo para tí, ahora tienes la oportunidad de conocer nuevas experiencias y nuevas personas que lleguen a tu vida.


Informarte que profundizaremos más en este tema en la próxima ponencia en el  III CICLO DE CONFERENCIAS SOBRE PSICOLOGÍA Y SEXOLOGÍA en colaboración con la Asociación Cultural LA TORRE en Ciempozuelos (Madrid).


Te informaré en breve dándote los detalles.


Un abrazo.


María José Santín

Psicóloga, Sexóloga y Terapeuta de Pareja